La Corporación PRESERVAR, en el marco de los acuerdos de compensación entre CORPOGUAJIRA y HOCOL, y que involucra como entidad contratante a la Fundación del Alto Magdalena, viene desarrollando desde finales de diciembre de 2018 el proyecto “DESARROLLO DEL PROGRAMA DE REFORESTACIÓN ACTIVA CON LA PARTICIPACIÓN DE LA COMUNIDAD, A EFECTOS DEL CUMPLIMIENTO DE LOS ACUERDOS DE COMPENSACIÓN ENTRE CORPOGUAJIRA Y LA EMPRESA HOCOL, EN LA VEREDA ANGOSTURA, DEL MUNICIPIO DE HATONUEVO, LA GUAJIRA”.
Entre los objetivos destacados de esta iniciativa se enumeran:
1. Promover el fortalecimiento de la cultura ambiental y la convivencia de los ciudadanos con su entorno, integrándolos en eventos públicos que estimulen la conciencia ambiental para la conservación de las áreas de interés ecológico de los sitios seleccionados.
2. Contribuir al incremento de la cobertura vegetal del Área Protegida y la recuperación participativa de las zonas verdes, con el establecimiento de 10 hectáreas de reforestación en áreas seleccionadas.
3. Desarrollar un proceso de formación sobre la importancia, los beneficios sociales y servicios ambientales que nos brindan los árboles, dirigido a los Vigías Ambientales de las Veredas de Angostura y El Cumbre y a los usuarios del Área Protegida DMI Bañaderos y Altos de Camarones del Municipio de Hatonuevo.
4. Realizar acompañamiento técnico al programa de reforestación activa con la participación de la comunidad y mantenimiento durante el primer año de las áreas Reforestadas de las veredas Angostura y El Cumbre.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

 

Estas son algunas de las causas directas e indirectas de la problemática que se presenta en el área: 1. Debilidad en los controles de calidad frente al blindaje climático en obras públicas y privadas. 2. Carencia de un buen nivel de aceptación y compromiso por parte de la comunidad, sobre la importancia estética, ecológica, material y económica de la Reforestación. 3. Bajos niveles de conciencia ambiental que valore la participación, como una opción de cambio en la mentalidad de los habitantes de los barrios de la ciudad.
En consecuencia, los efectos directos e indirectos que se generan son, entre otros: 1. Alta vulnerabilidad a los efectos del cambio climático, por la concentración demográfica, con un crecimiento explosivo y desordenado. 2. Contaminación y disminución de nuestras fuentes hídricas y recursos naturales no renovables. 3. Aumento de la necesidad de fomentar la flora nativa y demás especies apropiadas para el entorno urbano y su papel ecológico vital, a través de los diseños de arborización.


PUESTA EN MARCHA DEL PROYECTO:
SOCIALIZACIÓN Y CONCERTACIÓN CON LA COMUNIDAD

Una vez fue aprobada y legalizada la propuesta presentada por la Corporación PRESERVAR, se procedió a contactar a los líderes de la comunidad para socializar con ellos las actividades contempladas en el convenio suscrito entre dicha ONG y la Fundación del Alto Magdalena. El encuentro inicial se llevó a cabo el día 24 de diciembre en la población de Hatonuevo. Por parte de la comunidad, hicieron presencia los señores Ildeber Pérez Brito, Julio Ortiz Valdeblánquez y Marcos Romero Díaz, presidente de la Junta de Acción Comunal. Y por parte de la Corporación PRESERVAR asistieron el comunicador social Carlos Yesid Lizarazo y el ingeniero forestal José Ramón Ortiz Cabrales.
En la mencionada reunión se socializaron a los presentes las actividades a realizar, los tiempos de ejecución, y las responsabilidades de la entidad ejecutante y de la comunidad. Por último, se concertó el día 29 de diciembre para la segunda socialización, esta vez en la vereda Angostura, epicentro de las actividades, con presencia de los demás beneficiarios del proyecto y miembros de la comunidad.
La segunda socialización de actividades se desarrolló el día 29 de diciembre de 2018 en la vereda Angostura, municipio de Hatonuevo, en la cabaña de la comunidad, con presencia de representantes de las parcelas beneficiadas con la reforestación y miembros de la comunidad.
En este segundo encuentro se acordó iniciar el proceso de siembra el día 09 de enero de 2019. Para tal fin, se convocó al grupo de beneficiarios para realizar un ejercicio demostrativo del método que se va a aplicar en la siembra del material vegetal. También se estableció que en este encuentro se realice el primer momento de capacitación prevista en el proyecto.

 

INTERCAMBIO DE SABERES:
TALA INDISCRIMINADA Y SU RELACIÓN CON EL CAMBIO CLIMÁTICO

Esta capacitación estuvo liderada por el ingeniero forestal Luis Alberto Guerra López, y se llevó a cabo el día 20 de enero en la Vereda Angostura, Área de Manejo Integrado Bañaderos, municipio de Hatonuevo. La primera parte de la mañana se trabajó de manera teórica, para luego salir a terreno. En la intervención, el ingeniero Guerra López habló un poco de la historia del porqué de la deforestación sufrida por este ecosistema, cuáles fueron sus principales predadores y cuál es el camino a seguir para recuperar los suelos afectados.
Además, hizo una profunda disertación sobre qué es el calentamiento global, el cambio climático y la afectación que está causando en el mundo entero. Luego hizo énfasis en lo que representa la siembra de un árbol para mitigar las afectaciones que trae consigo el fenómeno denominado cambio climático, e invitó a moradores y beneficiarios a servir de multiplicadores de la información para de esta manera generar conciencia y bienestar para la humanidad. Finalmente, reiteró la importancia de convivir con un área protegida, hecho que los obliga a ser más responsables con el ecosistema y con ellos mismos.


ASESORÍA Y GESTIÓN EN PROYECTOS PRODUCTIVOS DE PRODUCCIÓN MÁS LIMPIA Y AMIGABLES CON EL ENTORNO


El ingeniero industrial Eduardo Cavadía Martínez, en acompañamiento con el ingeniero forestal Luis A. Guerra López, lideraron la capacitación en producción más limpia y en la asesoría para la gestión de proyectos productivos pertinentes para la zona. Esta tercera asesoría se realizó el día 10 de febrero de 2019. La convocatoria fue para las veredas de El Cumbre y Angostura. El objetivo central es gestionar ante los diferentes gobiernos -es decir, el municipal, departamental y nacional-, la financiación de proyectos de producción agrícola, que por la ubicación geográfica de las veredas son de fácil accesibilidad y establecimiento.


Por su parte, el ingeniero Guerra López hizo una exposición de lo que se conoce como Producción Limpia o Agricultura Limpia, complementando la información con los saberes tradicionales que poseen las comunidades, producto de años de producción agrícola. Explicó, también, que el uso de agroquímicos para mejorar o aumentar la producción tiene consecuencias negativas en el mediano plazo, reflejada en la saturación de los suelos, y que, a su vez, termina afectando el ciclo vegetal, y con ello la calidad y la cantidad de los productos en cosecha. Al oír esto, algunos de los miembros de la comunidad comentaron sus experiencias y la afectación que hoy están padeciendo, dando crédito así a la intervención del profesional forestal.
Más tarde, la asesoría desarrollada por el ingeniero Eduardo Cavadía Martínez se basó en el tema de la siembra de productos agrícolas con demanda internacional. En este punto, cabe señalar que Cerro Bañaderos posee la altura adecuada para cosechar el aguacate Hass. El ingeniero industrial expuso las características de este producto, el porqué de una alta demanda internacional y la disposición del gobierno colombiano para apoyar las diferentes propuestas que se presenten.
Como resultado de la asesoría, la comunidad decidió organizarse, por lo que se conformará una asociación de productores de las veredas Angostura y El Cumbre, figura jurídica con la que se gestionará el apoyo institucional que se requiera para obtener inversiones estatales que apunten a fortalecer la producción agrícola propia y apuntarle a proveer mercados internacionales.